Polémica por paso en Pericongo

528 views Leave a comment
Foto-1-Pericngo-696x464
Please follow and like us:

El secretario de Vías del Huila, Henry Liscano advirtió que el paso de vehículos livianos por Pericongo puede ser peligroso. La variante por Naranjal ya está lista y se sugiere que esa debe ser la ruta. La solución a corto plazo vale $110 mil millones.

El estudio para los trabajos en Pericongo y Naranjal ya se realizaron valen, unos 110 mil millones de pesos. Fotos Sergio Reyes.

FERNANDO POLO/LN

corresponsales@lanacion.com.co

Desde el viernes anterior el concesionario Aliadas para el Progreso, que maneja la vía Neiva- Pitalito, luego de un análisis a la situación en Pericongo decidió abrir el paso para todo tipo de vehículos, estaban transitando solo camiones y tractomulas debido al peligro que representa la caída de rocas, que a principios de abril dejó una persona muerta y dos heridas.

Luego de constatar que el riesgo está controlado autorizaron a los vehículos livianos para que no den la vuelta por Naranjal sino que pasen directamente por Pericongo, ahorrándose un trayecto que les aumenta cerca de 20 minutos en el recorrido.

Aunque este anuncio era el que todos los transportadores y viajeros estaban esperando, no cayó bien en la Secretaría de Vías, donde el titular de esa cartera, Henry Liscano, aseguró que el lugar aún representa peligro para los vehículos livianos, por lo que es mejor que sigan transitando por ese sitio solo los camiones con carga pesada, y los pequeños que den la vuelta por Naranjal.

“La recomendación se da porque a la cuneta que pudo ser la que ocasionó la caída de rocas con el accidente trágico que ya conocemos no se le ha hecho mantenimiento, como tampoco se hizo la remoción controlada de alguna masa que esté revistiendo peligro, como lo han denunciado los mismos bomberos de Timaná”, señaló el secretario de Vías del Huila, Henry Liscano.


La propuesta es que el tráfico liviano siga pasando por Naranjal para evitar el peligro de una nueva tragedia.

El funcionario criticó la decisión de Aliadas para el Progreso de autorizar el paso de vehículos pequeños justo cuando ya está habilitado el paso por Naranja, que es más seguro.

“El 75% y hasta el 80% del transporte que usa la vía es transporte liviano, el resto son los vehículos pesados que llevan carga. Luego del accidente que se presentó donde perdió la vida una persona Aliadas no ha presentado el plan de contingencia, eso nos preocupa y por eso pedimos que solo pase la carga por Pericongo, así tenemos más tranquilidad por los usuarios de la vía porque están más seguros pasando por Naranjal, además para eso fue que la Gobernación del Huila habilitó la vía en un tramo de unos 12 kilómetros”, resaltó Liscano.

VÍA NARANJAL

La vía Naranjal que tiene un trayecto de unos 12 kilómetros fue recuperada en su totalidad, es una vía terciaria que solo tenía un carril, fue ampliada y hoy ofrece circulación en los dos sentidos, los arreglos se hicieron previendo la duración que tendrá el problema en Pericongo.

Los trabajos de recuperación de la carretera por Naranjal duraron más de ocho días, apenas estuvo terminada Aliada autorizó el paso de todos tipo de vehículos por Pericongo, con el riesgo que ya se conoce debido a lo inestable de la montaña.


Así estaba la vía a Naranjal antes de los trabajos de adaptación para que sirva como variante hacia Pitalito.

Tener una vía alterna y más segura y de todas maneras dejar que los vehículos livianos corran riesgos pasando por Pericongo es lo que no se entiende, por ello el llamado de la Secretaría de Vías para que los vehículos livianos sigan pasando por la variante de Naranjal.

“La carretera por Naranjal aunque no está a cargo de la Gobernación se recuperó, quedó habilitada para que los carros livianos puedan transitar sin contratiempos. El recorrido tomando la vía por Naranjal se aumenta solo en unos 20 minutos, pero es más seguro”, destacó el secretario de Vías, Henry Liscano.


Así quedó la vía a Naranjal luego de los trabajos de acondicionamiento para que puedan transitar vehículos en los dos sentidos.

¿Y LA CALAMIDAD PÚBLICA?  

El viernes anterior venció el plazo que tenían Invías y Aliadas y que estaba estipulado en la declaratoria de calamidad pública para realizar el estudio y determinar qué es lo que se puede hacer en el sector de Pericongo para solucionar acorto plazo el problema vial, y también cuantos recursos se requieren.

Efectivamente en el lugar estuvo una comisión que estudió la situación de los terrenos y recomendaron que lo que se debe hacer es recuperar la calzada que está afectada sobre la Ruta 45 en el sector de Pericongo. En ese sitio la banca se hundió por la caída de una roca, lo que dejo el tránsito a un solo carril, según el estudio lo primero que hay que hacer es recupera ese tramo de vía, lo cual tendría un costo de unos 26 mil millones de pesos.

“Ese es un primer tema, el otro es lo de la pavimentación de la vía a Naranjal y el tramo de la vía Avispero-Acevedo- Pitalito, eso ya se hizo y mañana viernes en una reunión se determinarán los ajustes al presupuesto para entregarlo y que quede en el plan de acción y que el gobernador Carlos Julio González Villa, lo presente en Bogotá para que el Gobierno Nacional designe los recursos”, aseveró el secretario de Vías del Departamento Henry Liscano.

Para arreglar los tres tramos se necesitan aproximadamente unos 110 mil millones de pesos, sería una solución a corto y mediano plazo mientras se construye el viaducto, que es una decisión que tiene que tomar Aliadas o la empresa que lo reemplace si el Gobierno Nacional le quita la concesión.

El compromiso del Gobierno Nacional cuando los diputados fueron a protestar a la Plaza de Bolívar fue que declararan la calamidad pública que ellos se encargaban de girar los recursos.

PREOCUPACIÓN DE LA COMUNIDAD

La preocupación de la comunidad del sur del Huila es que si están pensando en pavimentar la vía por Naranjal sin solucionar el problema en Pericongo, de todas maneras van a quedar aislados, porque cerrarían Naranjal para hacer los trabajos.

Por lo que está surgiendo la idea de dejar la variante por Naranjal como está, más bien que designen un equipo de maquinaria para que le haga mantenimiento constantemente y que se concentren en los trabajos en Pericongo para solucionar el problema mientras se decide lo de la construcción del viaducto, que sería la solución definitiva.

Lo único cierto hasta ahora es que hay que esperar a ver qué responde el Gobierno Nacional una vez le entreguen el informe de los trabajos que hay que realizar, estudio que debió ejecutar desde hace unos seis meses cuando se presentaron los primeros deslizamientos en Pericongo.

Lo otro es que estén los recursos económicos disponibles y que el Gobierno se convenza si invertir más de 110 mil millones de pesos para solucionar un problema a corto plazo, cuya solución definitiva vale 50 mil millones, que sería la construcción del viaducto es viable.

La comunidad está a la expectativa de lo que suceda mañana viernes cuando salga el documento definitivo y se convoque a comité de emergencias, donde “pulirán” el documento final para el Gobierno Nacional y que debe contener todos los trabajos que se van a realizar y sus costos.

Con información de lanación.com

Comentarios

Comentarios

Author Bio

San Agustin Noticias

No Description or Default Description Here